Calendarios

Consejo Estelar
Humano Solar
Kavrok
Teahi
Verk
Uddort
Historia

Muchas colonias remotas en el espacio de la galaxia comienzan a ser victimas de ataques misteriosos, muchas de ellas desapareciendo por completo y sin dejar rastro alguno. Cuando el problema se hace demasiado grande para ignorarlo, el Consejo Estelar, conformado por los líderes de las diversas razas inteligentes: Humanos, Kavroks, Teahes y Verkes; comienzan a preocuparse y deciden comenzar las investigaciones.

A su vez, los rumores empiezan a correr entre las especies y el temor crece ante cada noticia de desapariciones. Las colonias aisladas parecen ser los objetivos principales, pero todos temen ante el ataque de este ente desconocido. Desde la creación del Consejo Estelar se ha temido la aparición de una raza mucho mas poderosa que pueda sembrar el miedo y el terror en la galaxia y parece que ese momento ha llegado. Nadie parece estar a salvo y pronto este nuevo enemigo, los Uddorts, harán acto de aparición y dependerá de cada uno de los individuos de todas las especies el luchar por la supervivencia o resignarse a la extinción.

El espacio exterior es vasto y peligroso. ¿Que papel jugarás entre las estrellas?
Últimos temas
» Conversación Libre
Dom Sep 18, 2016 3:27 am por Alfa

» Aportes y discusión
Vie Jul 29, 2016 1:16 am por Alfa

» Periodo de Pre-Inauguración
Mar Jul 26, 2016 11:23 pm por Alfa

» ¿Cómo funciona...?
Vie Jul 15, 2016 3:36 am por Alfa

» Colaboraciones y Normas
Jue Jul 14, 2016 5:03 pm por Alfa

» Normas generales y de rol
Jue Jul 14, 2016 2:28 am por Alfa

» Sistema de combate con dados
Miér Jul 13, 2016 1:49 am por Alfa

» Detalles Complementarios
Miér Jul 13, 2016 1:13 am por Alfa

» Historia por Razas.
Mar Jul 12, 2016 6:52 pm por Alfa

Novedades

26.07
Esto es lo primero que deberías leer, justo ahora.

00.00
Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit.

00.00
Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit.

00.00
Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit.
Hermanas [X/X]
Directorios de Rol - Recursos Gráficos
Elites [X/X]

CERRADAS

Historia por Razas.

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Historia por Razas.

Mensaje por Alfa el Mar Jul 12, 2016 3:36 am

---
avatar
Sobre mí
Mensajes : 25
Inscripción : 15/06/2016
Créditos : 44
Para más información
Ver perfil de usuario
Admin

Volver arriba Ir abajo

Re: Historia por Razas.

Mensaje por Alfa el Mar Jul 12, 2016 3:49 am



Historia

Raza Humana

Después de la 3era Guerra Mundial (año 2019) la tierra se mantuvo en constante disputa por el control de los escasos recursos naturales y dominio de territorios estratégicos importantes que permitieran el dominio global por parte de las naciones poderosas. Las grandes potencias se consolidaron como EEUU, Rusia, la coalición Indo-China y la Federación Sudamericana; y han mantenido tensas relaciones entre si, en su constante búsqueda de aventajar el resto para imponer su hegemonía.

Las naciones no alineadas se convirtieron en la mano de obra barata para el desarrollo global, al no tener poder militar ni influencia mayor sobre las potencias. No poseen un gobierno independiente establecido, ni cuentan con voz ante el Congreso Mundial que se establecería posteriormente en el año 2037. Están sujetos a los tratados y lineamientos que establezcan las grandes potencias.

Ante la creciente carencia de recursos naturales y la necesidad de controlar el crecimiento poblacional a nivel global, el Congreso Mundial resolvió formar una Sistema de Desarrollo Espacial, en conjunto a las Fuerzas de Exploración y Colonización Espacial (octubre, año 2050), que serían designados a la búsqueda de planetas habitables fuera del Sistema Solar.

Llegado el año 2061, gracias al impulso dado por las grandes naciones al desarrollo de la tecnología espacial, se realza el descubrimiento de sistemas estelares cercanos al sistema solar donde existen planetas con suelos fértiles o adaptables para la raza humana y la fauna y flora terrestre. A su vez se descubren nuevos minerales y elementos que son investigados, descubriendo sus increíbles propiedades para el desarrollo de nuevos avances y aplicación en la tecnología.


El Agujero Negro (Junio, Año 2067)


La Flota de Exploración del Comando Espacial, en uno de sus viajes de reconocimiento, se topa con una singularidad en los confines del recién descubierto sistema Lylac. A pesar de los grandes avances alcanzados por la sociedad actual, poco es lo que se conoce acerca de los agujeros negros, aunque los científicos concuerdan que éste (apodado El Gigante Dormido) muestra características irregulares con respecto a lo que ya se conoce sobre ellos. Es el primero de los agujeros negros que se ha podido estudiar de cerca sin riesgo a ser succionados por el mismo, perdiendo así cualquier conexión con los investigadores.

Entre sus anomalías se encuentra una aparente estabilidad y un indeterminado flujo de energía en su centro. La comunidad científica especializada en el tema se encuentra dividida en cuanto a su potencial peligro así como por la definición de sus características y clasificación, por lo que continúan dedicando mucho tiempo a su investigación.

Agosto, 2068. Un año después se han realizado diversas pruebas de viabilidad por medio de sondas artificiales. Se prepara la primera misión tripulada para cruzar El Gigante Dormido. Un equipo de 7 valientes cosmonautas realizan un viaje a lo desconocido que marcaría un salto tecnológico abismal en toda la historia de la humanidad.

La misión se creía perdida durante el lapso de dos meses en que no se tuvo respuesta alguna del sistema de comunicación de la nave de exploración, hasta que finalmente los sistemas de transmisión interestelares captaron una débil señal de contacto. Tras el arduo trabajo de los investigadores designados a la tarea, se restablecieron las comunicaciones y dos semanas después la nave de exploración reaparecía desde el centro de El Gigante Dormido.

Llegado el año 2069, tres misiones mas consiguen realizar el mismo viaje sin ninguna dificultad. Toda la humanidad se encuentra en éxtasis debido a los grandes avances e incontables descubrimientos que han sido alcanzados gracias a los viajes estelares a través de El Gigante Dormido y pronto descubrirían como aprovechar el resto de los agujeros negros esparcidos por la galaxia y conectar con otros sistemas planetarios, para la exploración y colonización.

Pero así como se logró un gran salto evolutivo, consiguiendo ampliar todos los horizontes en el campo de la ciencia, también se consiguió la respuesta a una vieja pregunta que ha intrigado a la raza humana desde que comenzó a estudiar las estrellas: ¿Estamos solos en el Universo?. Tres años después (febrero de 2072), tras meses de constante trabajo y exploración, ya se han enviado un gran cantidad de naves colonizadoras a distintos sistemas estelares en búsqueda de planetas habitables o con recursos explotables para traer a la tierra. Un grupo de estos colonizadores, al viajar al sistema AR-450 (lo que se conoce ahora como el sistema Gamma Asteria) descubrió de la peor manera la respuesta a la ancestral pregunta.

Tras realizar el salto a la velocidad de la luz a través de uno de los agujeros negros de la galaxia, aparecieron ante el planeta Cegleron. Siendo el más cercano y gracias a las lecturas preliminares que obtuvieron bastante positivas, se acercaron con normalidad sin esperar que bajo la superficie del planeta existiera una sociedad avanzada que fue alertada por su propia tecnología de la aparición de seres desconocidos en una de las órbitas de Cegleron. Sin tiempo de optar a usar la diplomacia, la nave de colonización de la humanidad fue atacada de imprevisto por lo que realizaron de inmediato maniobras de escape.

Dirigieron su curso hacia el agujero negro que conectaba al sistema solar mientras eran perseguidos por un conjunto de cinco lanzaderas de los Kavroks, la raza originaria del planeta Cegleron, que había colonizado de igual manera gran parte del sistema compuesto de 15 planetas y diversos planetoides. La nave de colonización enviaba la señal de emergencia, en un llamado de ayuda para sobrevivir al conflicto, si tenían suerte. Las lanzaderas de los Kavroks les siguieron, aprovechando el enlace con el sistema solar y pronto se iniciaría el primer conflicto armado entre ambas especies. El ejercito espacial humano logró acabar rápidamente con las naves de los Kavroks, que no estaban hechas para grandes combates, pero pronto llegarían los refuerzos. La raza alienígena conocía el funcionamiento de los agujeros negros y aprovechaban el enlace para invadir el sistema solar como un contraataque por la aparición imprevista de los colonizadores en su planeta.

Este primer conflicto inició una larga guerra contra la primera raza inteligente que se descubría en el universo. Se perdieron muchos recursos y vidas de ambos bandos. El planeta tierra se vio en peligro mas de una vez, pero gracias a las acciones heroicas de las fuerzas especiales se pudo conservar el planeta origen de los humanos, pero la guerra continuaría por unos años mas. Habían momentos de calma, en que ambas razas parecían preparar sus tropas para el próximo asalto, además de planear diversas estrategias para burlar al enemigo. Se incrementó la presencia de las fuerzas militares en el territorio humano del sistema solar, mientras los Kavroks hacían lo mismo en su propio sistema, enviando cada cierto tiempo escuadrones de ataque para tratar de doblegar a las fuerzas enemigas.

Pasados 8 años de constante lucha y grandes pérdidas, se logró una tregua para comenzar las negociaciones y un tratado de paz entre Humanos y Kavroks (mayo de 2080), pero estas medidas no carecían de detractores, quienes alzaban sus voces con deseos de venganza y muerte. La presencia de una raza distinta y aparentemente superior causaba gran rechazo por lo que si bien las principales fuerzas militares habían acordado un cese al fuego (aunque existía gran tensión en el espacio militarizado y estallaban ciertos enfrentamientos ocasionales) existían grupos armados independientes que realizaban maniobras ofensivas peligrosas que en distintas zonas de ambos sistemas creaban nuevos y feroces enfrentamientos.

Las negociaciones tardaban mucho, en parte por los rencores y deseos de ejercer poder sobre la otra especie y también porque aun se veían frustrados por las limitaciones de comunicación al no comprender en su totalidad el lenguaje de ambas razas. Tuvo que pasar mas de un año (agosto, 2082) para que finalmente se llegara a un acuerdo. Los puntos finales y la firma oficial del tratado de paz se realizarían en espacio neutral, pero lo que no esperaba nadie es que un gran grupo insurrecto (que estaba en contra de cualquier negociación con los Humanos) atravesó otro agujero negro que conectaba al sistema solar y atacó de imprevisto a las naves Embajadoras de ambos bandos. Las fuerzas militares actuaron de inmediato y volvió a reinar el caos.

De manera inesperada, formando un cerco alrededor de la zona de batalla, se materializaron un conjunto de cruceros estelares bastante imponentes que dirigían sus cañones a todas las naves en disputa, pero no realizaron ningún ataque. Las fuerzas militares de loas Humanos y los Kavroks se detuvieron y realizaron una formación improvisada ante estos nuevos visitantes, cuyas naves no reconocían.

Aun sin saber que sucedería, permanecieron en incómodo silencio mientras preparaban el ataque contra la nueva amenaza, siempre temiendo que sus otros enemigos aprovecharan el momento para atacar; pero se detuvieron de inmediato al recibir todos un mensaje de parte de los nuevos invasores, en un idioma que pudiesen entender.

Se presentaron como los Teahes, una antigua raza bastante avanzada que afirmaba haber estado observando los movimientos de ambas especies desde hace cientos de años. Aseguraban también tener el poder suficiente para acabar con todos ellos en poco tiempo, pero que no buscaban ningún tipo de conflicto, sino el llegar a establecer la paz entre las tres especies. Ante tal amenaza era difícil confiar en los Teahes, pero tanto Humanos como Kavroks comprendían que se encontraban debilitados tras diez años de constante conflicto, por lo que accedieron a una audiencia en la nave nodriza de los Teahes para finalmente lograr establecer un tratado de paz y sembrar el nacimiento del Consejo Estelar Inter-Especies, que marcaría el rumbo hacia el futuro de todas las especies en armonía, estableciendo leyes, instituciones y fuerzas de control para perpetuar la paz en el universo. Si bien los humanos y kavroks vean a los Teahes con recelo (debido al aire de superioridad que demuestran) pocos años después comenzaría una era de aceptación entre las especies que comenzaron a trabajar en conjunto para esparcirse por toda la galaxia, colonizar de manera equitativa y conjunta los distintos sistemas por el bien del progreso mutuo y a su vez estar preparados ante cualquier amenaza que pudiese surgir en cualquier lugar del universo.

Finalmente en noviembre del año 2082 (calendario humano) se forma el Consejo Estelar Inter-Especies, con representantes de las tres razas de manera equitativa. Se establecieron leyes que ejercerían por toda la galaxia para preservar la paz y continuar el desarrollo en conjunto de todas las especies. Así como también se creó un poder ejecutivo unificado, además de fuerzas militares de defensa para intervenir en conflictos en cualquier sistema perteneciente al territorio del Consejo. Se promovió el intercambio de tecnología, conocimientos y recursos, además de un sistema de mercado común con su propia economía. Existirían leyes especiales para aquellas especies que aun no habían alcanzado el nivel evolutivo para unirse a la carrera espacial junto a las otras especies superiores. Sería respetado su libre albedrío y no tendrían opción a solicitar incorporarse al Consejo Estelar hasta que alcanzar un salto tecnológico considerable, adaptándose a las especies avanzadas y siendo autorizados por los representantes superiores del Consejo, para afiliarse y realizar su posterior reestructuración.

Así sería como 5 años después, (Año 2088, mes de junio en el calendario humano, Año 17, Periodo Krillis en el Calendario del Consejo Estelar, donde un año corresponde a 4 meses del calendario humano) en que ya se ha establecido el Consejo de manera bastante sólida, que aparecerían de forma imprevista los Verkes, una raza obsesionada con la expansión y la violencia. Su encuentro con las otras especies no fue planificado y si bien en un principio coordinaban un ataque frontal a las fuerzas del Consejo Estelar, pronto entenderían que estaban en clara desventaja ante tres civilizaciones organizadas que trabajaban en conjunto.

Dentro del consejo, Humanos y Kavroks tenían buenas relaciones por las características similares de su raza (aunque aun existiesen asperezas debido a la fuerte guerra que mantuvieron por años) y ambas especies veían con recelo la incorporación de una nueva y peligrosa raza al Consejo Estelar. Los Teahes por su parte abogaron por la diplomacia y mediaron los contactos con la nueva especie, los Verkes, para lograr establecer un tratado de paz y su incorporación progresiva a las actividades del Consejo Estelar para beneficio de todos.

En el año 63, periodo Hiboll del Consejo Estelar (Año 2103, mes de diciembre del calendario humano) se integraron finalmente los Verkes a la directiva del Consejo Estelar como iguales. Las civilizaciones se encuentran en el pináculo de su desarrollo y en conjunto han desarrollado grandes avances tecnológicos para mejorar la calidad de vida de sus ciudadanos y además preservar la paz y estar preparados ante cualquier peligro en el vasto universo. Cada raza defiende su cultura y tradiciones, pero con el pasar de los años la transculturización y la convivencia ha causado que entremezclen creencias, rituales y conocimientos, permitiendo así un desarrollo conjunto en que comparten gran parte de características entre las especies.

En el año 93, periodo Krillis del Consejo Estelar (octubre del año 2113, calendario humano) comienzan a detectar lecturas extrañas en los confines de la Galaxia. Algunas colonias alejadas han sufrido ataques al punto de ser eliminadas totalmente, pero sin dejar rastro alguno de los agresores. No sólo se ven afectadas las colonias humanas, sino de otras especies del consejo, además de la desaparición al punto de la extinción de varias razas primitivas.

Con el pasar de los meses el Consejo Estelar, intrigado por las constantes desapariciones y ataques, designa a sus fuerzas de élite (que reúne a los mejores oficiales militares de cada especie para actuar en misiones de alta importancia y riesgo) para realizar las investigaciones y tomar las acciones necesarias contra lo que podría ser una amenaza contra todo el espacio del Consejo, además de tener que atender la tensa situación política y económica de las especies que lo componen.



Características



  • Los humanos son una especie bastante fuerte y resistente.
  • Son capaces de adaptarse a diversos ambientes y climas, aunque requieren de la ayuda de sistemas de protección al estar en otras atmósferas.
  • Su talento predominante es la fuerza, aunque son de características bastante equilibradas.
  • Dominan diversas tecnologías y poseen una gran cantidad de intelectuales en su sociedad.
  • Poseen buenas relaciones con los Kavroks, mientras son reservados con los Teahes, aunque les respetan. Es común que se enreden en disputas con los Verkes.
  • Los avances médicos han ayudado a prolongar la vida humana hasta alrededor de los 130 años. A su vez, han erradicado la mayoría de las enfermedades comunes de la antigüedad y logrado retrasar el envejecimiento así como el deterioro de la capacidad física. A partir de los 105 años de edad se comienza a notar la vejez.
  • Anteponen las necesidades de su raza ante todo y no son tímidos de ir a la guerra.
  • Expertos en uso de vehículos de todo tipo.




Sucesos Relevantes


-
-
-








Última edición por Alfa el Jue Jul 14, 2016 6:08 pm, editado 2 veces
avatar
Sobre mí
Mensajes : 25
Inscripción : 15/06/2016
Créditos : 44
Para más información
Ver perfil de usuario
Admin

Volver arriba Ir abajo

Re: Historia por Razas.

Mensaje por Alfa el Mar Jul 12, 2016 3:58 am



Historia

Raza Kavrok

Los Kavrok son una raza muy similar a la humana. Existen parecidos evolutivos y biológicos, tomando en cuenta que provienen de un sistema planetario bastante similar al sistema solar y comparten muchos rasgos con la raza humana. Actualmente su apariencia es de primates que caminan erguidos, capaces de utilizar herramientas y con un lenguaje avanzado. A través de los años han conseguido tener grandes avances tecnológicos  y la capacidad de los viajes estelares a gran escala.

A pesar de su avanzado estado evolutivo mantienen una sociedad bastante tribal. Favorecen la vida en comunidad y cooperación. Ciertas condiciones de su planeta de origen (afectado por las radiaciones en el espacio y daños producidos en la gran guerra) les han obligado a adaptarse a la vida bajo la superficie, aunque existen regiones de su planeta en que pueden vivir con tranquilidad sobre la tierra.

Se consideran guerreros y el arte de la lucha es parte de sus tradiciones. Su perspectiva de la tecnología es bastante rudimentaria aunque efectiva. Favorecen la utilidad antes que la apariencia, por lo que sus naves y herramientas no aparentan ser muy superiores pero están a un nivel equiparable del resto de las razas.

Siguieron su desarrollo evolutivo, pasando por diversas etapas de conflicto social a través de los años, hasta llegar a la edad de la iluminación (según sus libros de historia) en que el desarrollo de las ciencias y la tecnología se volvió prioridad, asentando las bases para comenzar sus incursiones en el espacio exterior (Periodo Xeled, año 1664, calendario Kavrok)

En su planeta originario, Cegleron, estaban divididos en tres continentes (Eidras, Anin y Ecea). Durante los años de 1113 a 1124 vivieron un periodo de guerra bastante severo que amenazó la propia supervivencia de su población mundial por los ataques devastadores que realizaron entre distintos bandos. Las decadas siguientes fueron de tensa paz, en que gran parte de la población tuvo que pasar a la vida subterránea y poco a poco recuperar la civilización. En el año 1209 se estableció un primer consejo intercontinental como un esfuerzo para lograr la unificación de toda la raza Kavrok. Los diálogos políticos demostraron ser bastante complicados y tuvieron que pasar muchas décadas mas para lograr un consenso, aunque por fortuna la paz fue aceptada sin muchos contratiempos.

En el año 1280 se concretó la primera elección para un Gobierno Central de los tres continentes. En pocos años se establecieron los distintos poderes que regirían a todo el planeta como una única nación y dar pie a la vida en armonía con miras al desarrollo conjunto. Las asperezas no fueron eliminadas hasta mucho después, pero la población Kavrok terminaría acostumbrándose a este concepto. A partir del año 1301 la sociedad Kavrok llama a este periodo de la historia su etapa de la iluminación. Han podido sobreponerse a las secuelas de la fuerte guerra y viajan rumbo al pináculo de su desarrollo tecnológico, pero tardarían unos siglos mas en comenzar su carrera espacial.

La necesidad de obtener recursos (que comenzaban a agotarse de manera alarmante) y colonizar nuevos planetas para expandirse, a partir de su explosión tecnológica luego del año 1664, los llevó a dispersarse de manera masiva por el espacio en el sistema Miriandynus aunque también de forma bastante desorganizada. Una minoría de la población Kavrok vio la oportunidad de iniciar comunidades independientes en otros confines del espacio y así no seguir las convenciones de su civilización. Al no existir legislación (en eso momento) sobre los asentamientos fuera del planeta Cegleron, la sociedad Kavrok se dividió entre las Colonias oficiales y los Conquistadores independientes. A su vez, surgirían grupos de piratas espaciales que se dedicarían a rondar por el espacio sin hogar fijo. Se mantenían alejados de las fuerzas militares, ya que eran superados con facilidad, pero se les conocía por sus malos actos enfocados especialmente a las colonias lejanas.

Al final del milenio, por el año 1692, el mayor organismo de tecnología de los Kavrok, en Cegleron, conseguiría desarrollar la tecnología que permitió el viaje a través de los agujeros negros que habían conseguido en los extremos del espacio conocido. Instalaron unas estaciones espaciales alrededor de los agujeros negros, que servirían como enrutadores y estaciones de lanzamiento para el viaje a través de los agujeros negros. En el año 1695 realizrían su primer viaje efectivo y ampliar el mapa galáctico conocido para continuar propagando su población, aunque se mantuvieron en un 80% en su propio sistema, siendo por lo general colonizadores independientes y piratas quienes tomaron otros territorios lejanos. Esta tecnología, combinada con la desarrollada por los Teahes, sería la que usarían años después las especies que conformarían el Consejo Estelar.

Así pasaría el tiempo hasta que al final del año 1710, periodo Varix (febrero de 2072 en el calendario humano) harían el primer contacto con una raza desconocida. La aparición de las naves humanas les tomó por sorpresa, pero por suerte habían tomado la previsión de mantener fuerzas militares preparadas para cualquier eventualidad. Sus naves fueron aniquiladas en el primer contacto, pero tras entrar en estado de emergencia concentraron sus fuerzas en una encarnizada lucha contra la raza Humana. Aprovechaban unas de las conexiones entre el sistema Solar y el sistema Miriandynus para enfrentar a las flotas espaciales aunque no parecía que en ningún momento pudiese haber un claro vencedor.

Fue un largo periodo de constante lucha y grandes pérdidas, pero 20 años después (varix, 1730) se logró una tregua para comenzar las negociaciones y un tratado de paz entre Humanos y Kavroks, pero estas medidas no carecían de detractores, quienes alzaban sus voces con deseos de venganza y muerte. La presencia de una raza distinta y aparentemente superior causaba gran rechazo por lo que si bien las principales fuerzas militares habían acordado un cese al fuego (aunque existían gran tensión en el espacio militarizado y estallaban ciertos enfrentamientos ocasionales) existían grupos armados independientes que realizaban maniobras ofensivas peligrosas que en distintas zonas de ambos sistemas creaban nuevos y feroces enfrentamientos.

Las negociaciones tardaban mucho, en parte por los rencores y deseos de ejercer poder sobre la otra especie y también porque aun se veían frustrados por las limitaciones de comunicación al no comprender en su totalidad el lenguaje de ambas razas. Tuvieron que pasar cinco años (mavaxius, 1736) para que finalmente se llegara a un acuerdo. Los puntos finales y la firma oficial del tratado de paz se realizarían en espacio neutral, pero lo que no esperaba nadie es que un gran grupo insurrecto (que estaba en contra de cualquier negociación con los Humanos) atravesó otro agujero negro que conectaba al sistema solar y atacó de imprevisto a las naves Embajadoras de ambos bandos. Las fuerzas militares actuaron de inmediato y volvió a reinar el caos.

De manera inesperada, formando un cerco alrededor de la zona de batalla, se materializaron un conjunto de cruceros estelares bastante imponentes que dirigían sus cañones a todas las naves en disputa, pero no realizaron ningún ataque. Las fuerzas militares de los Humanos y los Kavroks se detuvieron y realizaron una formación improvisada ante estos nuevos visitantes, cuyas naves no reconocían.

Aun sin saber que sucedería, permanecieron en incómodo silencio mientras preparaban el ataque contra la nueva amenaza, siempre temiendo que sus otros enemigos aprovecharan el momento para atacar; pero se detuvieron de inmediato al recibir todos un mensaje de parte de los nuevos invasores, en un idioma que pudiesen entender.

Se presentaron como los Teahes, una antigua raza bastante avanzada que afirmaba haber estado observando los movimientos de ambas especies desde hace cientos de años. Aseguraban también tener el poder suficiente para acabar con todos ellos en poco tiempo, pero que no buscaban ningún tipo de conflicto, sino el llegar a establecer la paz entre las tres especies. Ante tal amenaza era difícil confiar en los Teahes, pero tanto Humanos como Kavroks comprendían que se encontraban debilitados tras diez años de constante conflicto, por lo que accedieron a una audiencia en la nave nodriza de los Teahes para finalmente lograr establecer un tratado de paz y sembrar el nacimiento del Consejo Estelar Inter-Especies, que marcaría el rumbo hacia el futuro de todas las especies en armonía, estableciendo leyes, instituciones y fuerzas de control para perpetuar la paz en el universo. Si bien los humanos y kavroks vean a los Teahes con recelo (debido al aire de superioridad que demuestran) pocos años después comenzaría una era de aceptación entre las especies que comenzaron a trabajar en conjunto para esparcirse por todo el universo, colonizar de manera equitativa y conjunta los distintos sistemas por el bien del progreso mutuo y a su vez estar preparados ante cualquier amenaza que pudiese surgir en cualquier lugar del universo.

Finalmente en el periodo Nagusius del año 1736 (calendario kavrok) se forma el Consejo Estelar Inter-Especies, con representantes de las tres razas de manera equitativa. Se establecieron leyes que ejercerían por toda la galaxia para preservar la paz y continuar el desarrollo en conjunto de todas las especies. Así como también se creó un poder ejecutivo unificado, además de fuerzas militares de defensa para intervenir en conflictos en cualquier sistema perteneciente al territorio del Consejo. Se promovió el intercambio de tecnología, conocimientos y recursos, además de un sistema de mercado común con su propia economía. Existirían leyes especiales para aquellas especies que aun no habían alcanzado el nivel evolutivo para unirse a la carrera espacial junto a las otras especies superiores. Sería respetado su libre albedrío y no tendrían opción a solicitar incorporarse al Consejo Estelar hasta que alcanzar un salto tecnológico considerable, adaptándose a las especies avanzadas y siendo autorizados por los representantes superiores del Consejo, para afiliarse y realizar su posterior reestructuración.

Así sería como 14 años después, (Año 1750, periodo Mavaxius en el calendario Kavrok, Año 17, Periodo Krillis en el Calendario del Consejo Estelar, donde un año corresponde a 4 periodos del calendario Kavrok) en que ya se ha establecido el Consejo de manera bastante sólida, que aparecerían de forma imprevista los Verkes, una raza obsesionada con la expansión y la violencia. Su encuentro con las otras especies no fue planificado y si bien en un principio coordinaban un ataque frontal a las fuerzas del Consejo Estelar, pronto entenderían que estaban en clara desventaja ante tres civilizaciones organizadas que trabajaban en conjunto.

Dentro del consejo, Humanos y Kavroks tenían buenas relaciones por las características similares de su raza (aunque aun existiesen asperezas debido a la fuerte guerra que mantuvieron por años) y ambas especies veían con recelo la incorporación de una nueva y peligrosa raza al Consejo Estelar. Los Teahes por su parte abogaron por la diplomacia y mediaron los contactos con la nueva especie, los Verkes, para lograr establecer un tratado de paz y su incorporación progresiva a las actividades del Consejo Estelar para beneficio de todos.

En el año 63, periodo Hiboll del Consejo Estelar (Año 1787, periodo famusk del calendario Kavrok) se integraron finalmente los Verkes a la directiva del Consejo Estelar como iguales. Las civilizaciones se encuentran en el pináculo de su desarrollo y en conjunto han desarrollado grandes avances tecnológicos para mejorar la calidad de vida de sus ciudadanos y además preservar la paz y estar preparados ante cualquier peligro en el vasto universo. Cada raza defiende su cultura y tradiciones, pero con el pasar de los años la transculturización y la convivencia ha causado que entremezclen creencias, rituales y conocimientos, permitiendo así un desarrollo conjunto en que comparten gran parte de características entre las especies.

En el año 93, periodo Krillis del Consejo Estelar (periodo Varix del año 1810, calendario Kavrok) comienzan a detectar lecturas extrañas en los confines de la Galaxia. Algunas colonias alejadas han sufrido ataques al punto de ser eliminadas totalmente, pero sin dejar rastro alguno de los agresores. No sólo se ven afectadas algunas colonias Kavrok, sino de otras especies del consejo, además de la desaparición al punto de la extinción de varias razas primitivas.

Con el pasar del tiempo el Consejo Estelar, intrigado por las constantes desapariciones y ataques, designa a sus fuerzas de élite (que reúne a los mejores oficiales militares de cada especie para actuar en misiones de alta importancia y riesgo) para realizar las investigaciones y tomar las acciones necesarias contra l que podría ser una amenaza contra todo el espacio del Consejo, además de tener que atender la tensa situación política y económica de las especies que lo componen.



Características



  • Son la raza mas ágil y poseen gran destreza en el uso de herramientas.
  • Toman su apariencia de los Simios de "El Planeta de los Simios" Ref: ♦ - ♦ - ♦
  • Son bastante velludos, siendo primates que caminan erguidos. Tienen gran similitud a los simios del planeta tierra, incluyendo su variedad.
  • De inteligencia bastante avanzada, aunque para el momento del primer encuentro con los humanos su tecnología era inferior.
  • Respetan sus tradiciones antiguas y suelen usar armaduras ceremoniales en su planeta natal.
  • Su planeta de origen es muy parecido a la tierra y por ello comparten similitudes con los humanos.
  • Son una especie bastante numerosa.
  • Destacan en el combate cuerpo a cuerpo.
  • Tienen buen trato tanto con Humanos como Teahes. Evitan a toda costa a los Verkes, discriminándolos.





Sucesos Relevantes


-
-
-









Última edición por Alfa el Jue Jul 14, 2016 6:51 pm, editado 3 veces
avatar
Sobre mí
Mensajes : 25
Inscripción : 15/06/2016
Créditos : 44
Para más información
Ver perfil de usuario
Admin

Volver arriba Ir abajo

Re: Historia por Razas.

Mensaje por Alfa el Mar Jul 12, 2016 6:35 pm



Historia

Raza Teahi

Los Teahes son la raza mas avanzada de las especies pertenecientes al Consejo Estelar. Provenientes del lejano Sistema Borysthenis, los Teahes fueron la primera raza conocida que alcanzó la era espacial y descubrió el uso de los Agujeros Negros para explorar y colonizar distintos puntos de la galaxia. Si bien, como todas las especies, su civilización estuvo plagada de guerras, inestabilidad y conflictos por miles de años, ya han alcanzado un punto de paz y desarrollo positivo, en que toda su sociedad está enfocada en el bien común y transitan un camino de entendimiento y consideración hacia ellos mismos y las otras especies. Los renegados de la sociedad son una minoría, pero al igual que sus hermanos progresistas, poseen habilidades superiores y mucha inteligencia, lo que los hace mucho mas temibles que cualquier otro rebelde.

Son criaturas bastante ágiles, con piel fuerte y mucha destreza para la tecnología. Su apariencia recuerda a las aves, aunque de aspecto mas feroz y su voz tiende a crear sonidos agudos. Sus primeros periodos de civilizaciones causaron grandes estragos en su sociedad, pasando luego por un periodo de dictadura global (desde los años 2540 a 2684 del calendario Teahe) en que viéndose obligados por las terribles desgracias del pasado se enfocaron en crear una sociedad justa e igualitaria para sus ciudadanos. Al final de este periodo ya se contemplaban las ideas de paz y libertad para todos, gracias a la prosperidad alcanzada y el orden establecido. La transición no tuvo muchos problemas y pronto la raza Teahe se encontraría en el pináculo de su desarrollo. A partir del año 2710 su tecnología se encontraba tan avanzada que ya habían conseguido colonizar los planetas cercanos habitables (tuvieron que encontrar maneras de adaptarse a distintas atmósferas y comenzar a diversificar su genética para asimilar nuevos alimentos y uso de recursos) y así comenzar su expansión. El año 2744, periodo Krosagh, marca un nuevo hito en su desarrollo, en que tras el primer contacto (acompañado de una terrible tragedia que aún se conmemora, en que un conjunto de exploradores perdió la vida en un primer experimento de viaje a través del portal) consiguen desarrollar unos años después (2753, periodo Brimast) la tecnología necesaria para contener y redirigir el poder de los agujeros negros para viajar a puntos específicos de la galaxia.

Es así como se dedican a la exploración de los confines desconocidos del espacio y se vuelven conscientes de la existencia de otras especies con inteligencia, aunque en etapas de desarrollo claramente inferiores, de momento. A pesar de encontrarse con muchos planetas habitados por especies primitivas, deciden no intervenir para permitir que la naturaleza y la evolución les guíe hasta llegar a un escalón evolutivo en que se les puedan considerar iguales. Pero otras especies captaron su atención y pasaron cientos de años observando y analizando, esperando el momento justo para establecer un primer contacto.

Los Teahes estaban bastante interesados en los Humanos y los Kavrok, ya que consideraban que estas especies estaban avanzando a pasos agigantados para conseguir equiparar su nivel de tecnología (aunque ellos no lo supieran) así que mantuvieron su presencia oculta en los sistemas habitados por estas especies. Desde el año 2802 (calendario Teahe) mantenían una observación muy cercana de las dos sociedades, tan distintas y parecidas a la vez, e incluso se aventuraban a incursionar en sus planetas de origen para recolectar información. Esto llevó a algunos incidentes en que fueron avistados y se crearon distintos mitos y rumores sobre su existencia. A pesar de todo, los Teahes se mantenían optimistas por el desarrollo tanto de Humanos y Kavroks, aunque temían que aun seguían el rumbo de la guerra al no conocer mejores opciones y como aplicarlas, pero su paciencia permanecía invariable, esperando el momento oportuno para presentarse.

Dicho momento llegaría de manera abrupta, sin darse las mejores condiciones, pero los Teahes se vieron obligados a actuar. Tan pronto Humanos y Kavrok comprendieron el uso (bastante rudimentario) de los Agujeros Negros, se mantuvieron en alerta ante la posibilidad de un encuentro entre ellos, o con los mismos Teahes, si la fortuna les sonreía. Pero como muchos habían podido predecir, el encuentro entre ambas razas de primates llevó a un conflicto armado terrible, del que no deseaban participar aunque fuese totalmente necesario.

Movilizaron sus flotas por el territorio espacial de ambas especies, aunque gracias a su tecnología permanecían ocultos (y debido a la lucha entre humanos y kavroks, era difícil e improbable que les detectaran) cuando ya habían pasado varios años (periodo Krosagh, año 3139) de constantes batallas y pérdidas innecesarias de vidas, con la posibilidad de una tregua y tratado de paz en el horizonte, al surgir rebeldes que amenazaban un futuro mas brillante, los Teahes acordaron interceder y promover la idea de la paz.

Formando un cerco alrededor de la zona de batalla, los Teahes ubicaron un conjunto de cruceros estelares dirigiendo sus cañones a todas las naves en disputa, pero no realizaron ningún ataque. Las fuerzas militares de los Humanos y los Kavroks se detuvieron y realizaron una formación improvisada ante esta nueva aparente amenaza, cuyas naves no reconocían.

Aun sin saber que sucedería, permanecieron en incómodo silencio mientras se preparaban para defenderse de los Teahes, siempre temiendo que sus otros enemigos aprovecharan el momento para atacar; pero se detuvieron de inmediato al recibir todos un mensaje de parte de los nuevos invasores, en un idioma que pudiesen entender. Debido al largo tiempo que habían pasado observando a ambas razas, estudiaron su idioma y lo habían integrado a sus sistemas de comunicación para que todo lo que dijeran fuese traducido deforma instantánea y esta tecnología luego se sumaría a los implantes tecnológicos que usarían todas las especies para poder comunicarse sin ningún problema.

Se presentaron ante humanos y kavroks, explicando que habían estado observando los movimientos de ambas especies desde hace cientos de años. Les advirtieron, que de querer, podrían acabar con todos ellos en poco tiempo, pero que no buscaban ningún tipo de conflicto, sino el llegar a establecer la paz entre las tres especies. Sabían que la intimidación no era el mejor de los métodos para llegar a la paz, pero tanto Humanos como Kavroks comprendían que se encontraban debilitados tras diez años de constante conflicto, por lo que accedieron a una audiencia en la nave nodriza de los Teahes para finalmente lograr establecer un tratado de paz y sembrar el nacimiento del Consejo Estelar Inter-Especies, que marcaría el rumbo hacia el futuro de todas las especies en armonía, estableciendo leyes, instituciones y fuerzas de control para perpetuar la paz en el universo. Los Teahes también comprendían el rechazo inicial por parte de humanos y kavroks debido a lo avanzados que se encontraban en comparación a ellos, pero confiaban que pocos años después comenzaría una era de aceptación entre las especies que comenzaron a trabajar en conjunto para esparcirse por todo el universo, colonizar de manera equitativa y conjunta los distintos sistemas por el bien del progreso mutuo y a su vez estar preparados ante cualquier amenaza que pudiese surgir en cualquier lugar del universo. Conocían de antemano muchas especies primitivas de poder terrible, por lo que no era de sorprenderse que existiesen razas inteligentes mucho mas peligrosas.

Finalmente en el periodo Brimast del año 3139 (calendario teahi) se forma el Consejo Estelar Inter-Especies, con representantes de las tres razas de manera equitativa. Se establecieron leyes que ejercerían por toda la galaxia para preservar la paz y continuar el desarrollo en conjunto de todas las especies. Así como también se creó un poder ejecutivo unificado, además de fuerzas militares de defensa para intervenir en conflictos en cualquier sistema perteneciente al territorio del Consejo. Se promovió el intercambio de tecnología, conocimientos y recursos, además de un sistema de mercado común con su propia economía. Existirían leyes especiales para aquellas especies que aun no habían alcanzado el nivel evolutivo para unirse a la carrera espacial junto a las otras especies superiores. Sería respetado su libre albedrío y no tendrían opción a solicitar incorporarse al Consejo Estelar hasta que alcanzar un salto tecnológico considerable, adaptándose a las especies avanzadas y siendo autorizados por los representantes superiores del Consejo, para afiliarse y realizar su posterior reestructuración.

Así sería como 8 años después, (Año 3147, periodo Trylith en el calendario Teahi, Año 17, Periodo Krillis en el Calendario del Consejo Estelar) en que ya se ha establecido el Consejo de manera bastante sólida, que aparecerían de forma imprevista los Verkes, una raza obsesionada con la expansión y la violencia. Su encuentro con las otras especies no fue planificado y si bien en un principio coordinaban un ataque frontal a las fuerzas del Consejo Estelar, pronto entenderían que estaban en clara desventaja ante tres civilizaciones organizadas que trabajaban en conjunto.

Dentro del consejo, Humanos y Kavroks tenían buenas relaciones por las características similares de su raza (aunque aun existiesen asperezas debido a la fuerte guerra que mantuvieron por años) y ambas especies veían con recelo la incorporación de una nueva y peligrosa raza al Consejo Estelar. Los Teahes por su parte abogaron por la diplomacia y mediaron los contactos con la nueva especie, los Verkes, para lograr establecer un tratado de paz y su incorporación progresiva a las actividades del Consejo Estelar para beneficio de todos.

En el año 63, periodo Hiboll del Consejo Estelar (Año 3167, periodo Brimast del calendario Teahi) se integraron finalmente los Verkes a la directiva del Consejo Estelar como iguales. Las civilizaciones se encuentran en el pináculo de su desarrollo y en conjunto han desarrollado grandes avances tecnológicos para mejorar la calidad de vida de sus ciudadanos y además preservar la paz y estar preparados ante cualquier peligro en el vasto universo. Cada raza defiende su cultura y tradiciones, pero con el pasar de los años la transculturización y la convivencia ha causado que entremezclen creencias, rituales y conocimientos, permitiendo así un desarrollo conjunto en que comparten gran parte de características entre las especies.

En el año 93, periodo Krillis del Consejo Estelar (periodo Trylith del año 3181, calendario Teahi) comienzan a detectar lecturas extrañas en los confines de la Galaxia. Algunas colonias alejadas han sufrido ataques al punto de ser eliminadas totalmente, pero sin dejar rastro alguno de los agresores. No sólo se ven afectadas algunas colonias Teahi, sino de otras especies del consejo, además de la desaparición al punto de la extinción de varias razas primitivas.

Con el pasar del tiempo el Consejo Estelar, intrigado por las constantes desapariciones y ataques, designa a sus fuerzas de élite (que reúne a los mejores oficiales militares de cada especie para actuar en misiones de alta importancia y riesgo) para realizar las investigaciones y tomar las acciones necesarias contra lo que podría ser una amenaza contra todo el espacio del Consejo, además de tener que atender la tensa situación política y económica de las especies que lo componen.



Características



  • Son una especie bastante pacífica y calmada, aunque conocen bien de la guerra.
  • Toman la apariencia de los Turianos de la serie Mass Effect. Ref: ♦ - ♦ - ♦
  • La estructura de su rostro hace recordar a un ave. Su pie es bastante fuerte y rígida. Son altos y poseen gran resistencia. Las otras especies tienen dificultad en distinguir a los Teahi macho de las hembras.
  • Sus rostros suelen llevar marcas y símbolos de distintos colores que sirven para identificar su origen y estatus.
  • Se consideran los mas sabios entre todas las especies y los mas avanzados a nivel evolutivo.
  • Aportaron la tecnología para poder manejar los Agujeros Negros como medio de comunicación entre la galaxia. Gracias a su tecnología avanzada las demás especies han podido adaptarse y poder realizar los viajes entre portales de forma segura.
  • Dominan el combate a larga distancia.
  • Sus talentos naturales son la destreza y la resistencia.
  • Poseen las naves mas rápidas del Consejo Estelar.
  • Tienen buen trato con el resto de las especies del consejo y son los únicos capaces de mediar con los Verkes de manera no violenta.





Sucesos Relevantes


-
-
-









Última edición por Alfa el Jue Jul 14, 2016 6:50 pm, editado 1 vez
avatar
Sobre mí
Mensajes : 25
Inscripción : 15/06/2016
Créditos : 44
Para más información
Ver perfil de usuario
Admin

Volver arriba Ir abajo

Re: Historia por Razas.

Mensaje por Alfa el Mar Jul 12, 2016 6:44 pm



Historia

Raza Verk

Los Verkes son la raza mas violenta e inestable de las especies del consejo Estelar. Provenientes del sistema Eubuleus, donde se encuentra su planeta natal, Jatruna, aparecieron ante las otras especies luego de que se formara el Consejo Estelar. Tienen una gran fijación con la expansión y la dominación de otros planetas, pero debido a su propia agresividad se agrupan en clanes menores en constante disputa por lo que no forman una fuerza mayor a menos que la situación lo amerite. Su vida tribal los lleva a luchar entre tribus por obtener la supremacía sobre el resto, por lo que es bastante frecuente que cambien de líder. El clan mas fuerte domina al resto hasta que algún otro se atreve a enfrentar y llegar a superar al líder actual.

Su sociedad está bastante dividida y se han dispersado por el espacio conocido para tomar control de distintos planetas y sistemas, sin importar si acaban con las especies autóctonas de cada lugar. Se rigen por sus instintos primitivos a pesar de haber alcanzado una inteligencia superior gracias a la evolución. Su tecnología es rudimentaria para conseguir el objetivo que necesitan y se especializan en la creación de armas, pero por lo general toman la tecnología de otras especies, la adaptan a sus necesidades y la replican, aunque no siempre la comprenden del todo.

Su planeta es bastante árido y frío, sufriendo bastante destrucción debido al estado constante de lucha en que se encuentran los clanes. Su fauna es reducida y sus recursos bastante escasos. No existen muchos registros de su historia, mas allá del folklore transmitido de generación en generación. Son bastante fuertes y letales en batallas uno a uno, y en pequeños grupos han demostrado ser un recurso militar bastante peligroso.

Los ancianos y líderes de sus clanes cuentan historias de numerosas guerras en el pasado. De las mas terribles que ocurrieron en el año 1628 del calendario Verk, entre los extintos clanes Tolm Wek y Peg Thux, quienes dominaban el planeta por muchos años y mantenían al resto de clanes como sus vasallos, hasta que finalmente las disputas reducirían sus números al extremo y un nuevo clan tomaría el control por décadas. En el año 1707, el clan Totrairm conseguiría de manera inesperado un arma mucho más poderosa que le dio una amplia ventaja sobre los otros clanes, y a través del miedo y la intimidación se haría con el control de todos los clanes, hasta la gran insurrección de los Clanes de la Sombra Negra, que durante 20 años fueron implacables, atacando sistemáticamente al clan Totrairm hasta hacer menguar sus fuerzas.

Años después, alrededor del año 1748 (no existen registros claros) uno de los grupos de los Clanes de la Sombra Negra se haría con una nueva tecnología avanzada que les permitiría comenzar a realizar exploraciones en el espacio. No hay explicación de como se dio este salto tecnológico, y distintos clanes y líderes se atribuyen la creación de esta nueva tecnología aunque no exista prueba alguna de ello. Se cree que existía otra raza en el planeta, que podría vivir escondida o haber llegado al planeta de manera pacífica sin esperar ser atacados por los Verkes, a quienes robarían la tecnología y comenzarían a replicarla. Pasaron varios años en que trataban de descifrarla, todo afectado por las luchas y enfrentamientos en que los remanentes de la tecnología original cambiarían de manos constantemente. Hasta que el clan Than Dogo, que logró mantener el control de los clanes por el periodo mas largo de la historia Verk, logró concentrar sus esfuerzos para que fuese posible el viaje espacial, bajo la promesa de permitir a los clanes menores colonizar los planetas deshabitados. Es así como en el año 1756 comenzaron su labor de expansión, sin respetar la existencia de otras especies y adueñándose de otros planetas, llevando a ellos la destrucción y la miseria característica de su raza.

En el año 1787 tuvieron su primer encuentro con los agujeros negros. A diferencia de las otras especies, no dedicaron mucho tiempo a su estudio y entendimiento, sino que en su lugar los escuadrones de exploradores viajaban de manera temeraria al centro de estos portales y desaparecían por largos periodos hasta que podían volver a su planeta de origen. De alguna manera, la tecnología que habían obtenido para los viajes espaciales estaba preparado para los viajes por los agujeros negros hacia otros puntos de la galaxia, pero las modificaciones hechas por los mismos Verkes habían causado que esto fuese inestable. Muchos clanes desaparecieron mientras otros comenzaron a entender, por medio de la experiencia, como realizar estos viajes con el menor riesgo posible, aunque no era totalmente infalible.

Así fue como lograron expandirse por distintos lugares del universo, pero sus números no aumentaban. Un nuevo clan, dadas las condiciones, tomó el liderazgo simbólico de todas las colonias Verkes, y pasarían cientos de años hasta que aparecieron en territorio del Consejo Estelar de manera inesperada (Periodo Arkix, año 2130 en el calendario Verk, Año 17, periodo Krillis en calendario del Consejo Estelar). El clan no era muy poderoso, pero a pesar de ello los motivaba la lucha por la conquista. Pronto verían que se encontraban superados y accedieron al diálogo con las razas desconocidas. Se presentaron ante el consejo, con un poco de rechazo y sin dejar claras sus intenciones de paz o guerra.

Dentro del consejo, Humanos y Kavroks tenían buenas relaciones por las características similares de su raza (aunque aun existiesen asperezas debido a la fuerte guerra que mantuvieron por años) y ambas especies veían con recelo la incorporación de una nueva y peligrosa raza al Consejo Estelar. Los Teahes por su parte abogaron por la diplomacia y mediaron los contactos con la nueva especie, los Verkes, para lograr establecer un tratado de paz y su incorporación progresiva a las actividades del Consejo Estelar para beneficio de todos.

En el año 63, periodo Hiboll del Consejo Estelar (Año 2161, periodo Arkix del calendario Verk) se integraron finalmente los Verkes a la directiva del Consejo Estelar como iguales. Las civilizaciones se encuentran en el pináculo de su desarrollo y en conjunto han desarrollado grandes avances tecnológicos para mejorar la calidad de vida de sus ciudadanos y además preservar la paz y estar preparados ante cualquier peligro en el vasto universo. Cada raza defiende su cultura y tradiciones, pero con el pasar de los años la transculturización y la convivencia ha causado que entremezclen creencias, rituales y conocimientos, permitiendo así un desarrollo conjunto en que comparten gran parte de características entre las especies.

En el año 93, periodo Krillis del Consejo Estelar (periodo Plal del año 2181, calendario verk) comienzan a detectar lecturas extrañas en los confines de la Galaxia. Algunas colonias alejadas han sufrido ataques al punto de ser eliminadas totalmente, pero sin dejar rastro alguno de los agresores. No sólo se ven afectadas las colonias verkes, sino de otras especies del consejo, además de la desaparición al punto de la extinción de varias razas primitivas.

Con el pasar de los meses el Consejo Estelar, intrigado por las constantes desapariciones y ataques, designa a sus fuerzas de élite (que reúne a los mejores oficiales militares de cada especie para actuar en misiones de alta importancia y riesgo) para realizar las investigaciones y tomar las acciones necesarias contra lo que podría ser una amenaza contra todo el espacio del Consejo, además de tener que atender la tensa situación política y económica de las especies que lo componen.



Características



  • Son la raza mas rebelde y violenta conocida.
  • Toman la apariencia de los Reman del universo de Star Trek. Ref: ♦ - ♦ - ♦
  • Sus rostros son huesudos y pálidos, en los cuales destaca los pliegues pronunciados de piel y su textura rugosa. Están acostumbrados a climas fríos y son bastante rápidos. No poseen gran fuerza física pero si destreza en el combate, los que les hace bastante peligrosos.
  • Por instinto buscan la colonización y dominación de otras especies para hacerse con el control de mas planetas y multiplicarse.
  • Su lenguaje se basa en gruñidos y sonidos graves.
  • Son bastante versátiles en el uso de armas, aunque su tecnología es rudimentaria. No poseen grandes avances tecnológicos sino que se apropian de los conocimientos de otras especies y los adaptan según sus necesidades.
  • Por su naturaleza conflictiva no llevan buenas relaciones contra las otras especies. Consideran a los humanos bastante débiles, pero a los Kavroks los ven como una especie salvaje a respetar. Repudian a los Teahes pero su instinto les inspira cautela ante esta raza tan avanzada.
  • Son una fuerza militar bastante poderosa pero no poseen una flota organizada. Por lo general las otras razas les usan como infantería y se encargan de su transporte.





Sucesos Relevantes


-
-
-









Última edición por Alfa el Jue Jul 14, 2016 10:30 pm, editado 1 vez
avatar
Sobre mí
Mensajes : 25
Inscripción : 15/06/2016
Créditos : 44
Para más información
Ver perfil de usuario
Admin

Volver arriba Ir abajo

Re: Historia por Razas.

Mensaje por Alfa el Mar Jul 12, 2016 6:52 pm



Historia

Raza Uddort

Los Uddorts son una terrible raza cuyos objetivos son la captura y esclavización de otras especies para continuar su expansión y desarrollo por todo el universo. Poseen una fuerza militar superior y sus métodos de enfrentamiento suelen ser bastante violentos y letales. Tienen una apariencia humanoide-reptiliana, con piel llena de escamas, de color verde aunque se conocen algunas variantes de pigmentación. Su aspecto suele ser un tanto desagradable para algunos, debido a sus brillantes y enormes ojos como de moscas, sus hocicos alargados y viscosos, con la presencia de antenas y la ocasional presencia de espinas. Provenientes del lejano y prácticamente desconocido sistema Dioscuri, los Uddort forman una sociedad de colmena, en que todos trabajan por un fin común sin objeciones. A pesar de tener consciencia individual, siguen las órdenes de un líder absoluto quien les guiará en la estrategia para la conquista y colonización de otros planetas. Bajo su poder han caído otras especies y suelen conservar grupos de especímenes para su estudio y creación de nuevas armas efectivas contra ellos. Los Uddort no muestran piedad y siempre verán sus objetivos cumplirse.

En su sociedad la rebeldía contra los intereses comunes y el trabajo hacia los ideales de su líder ocurre con poca frecuencia. En su historia solo se han visto escasos intentos de insurrección por pequeños núcleos que no tuvieron mucho éxito. Los disidentes suelen desaparecer y hacer su vida lejos del espacio perteneciente a la jerarquía Uddort, mientras otros optan por callar y seguir los lineamientos impuestos, pero formando parte de un submundo donde las normas son totalmente distintas.

La otra vida en la sociedad de los Uddort es bastante salvaje y mortal. Se trata de supervivencia del mas apto, en que cada quien vela por sus propios intereses sin importar el resto. Las apuestas, contrabando y luchas a muerte están a la orden del día y sirven de distracción para aquellos que no quieren doblegarse ante los deseos de su máximo líder. Si bien hacen un buen trabajo en mantener todo este mundo en las sombras, las autoridades no los desconocen en su totalidad, pero les dejan estar (debido a que son una minoría ante su expansivo imperio) mientras no afecten a la estabilidad el resto de la sociedad.

Son una raza bastante antigua con miles de años de historia. El funcionamiento de su sociedad se ha visto inalterado durante los años, pero su desarrollo evolutivo fue bastante lento. En el año 1984 del calendario Uddort fue la explosión del desarrollo tecnológico, gracias al descubrimiento de nuevos recursos y la dedicación conjunta a la investigación y desarrollo de las ciencias, se lograron grandes avances que mejoraron la calidad de vida de su sociedad. Pronto encontrarían nuevos medios para poblar todos los rincones de su planeta y explotar todos los recursos posibles.

Sería así, como décadas después (año 2242) se verían en la necesidad de explorar nuevos horizontes y llegar a nuevos planetas en búsqueda de recursos y lugar para vivir. Pronto iniciarían su carrera espacial y por su propia naturaleza expansiva comenzarían a obsesionarse con la idea de conquistar todos los sistemas estelares posibles. Se desconoce cuántos de ellos ya están bajo su dominio y cuando comenzaron a usar los agujeros negros para viajar a territorios mucho mas lejanos, pero existen evidencias de que han subyugado a un sinnúmero de especies en el proceso.

No sería hasta el año 2777 en que por casualidad llegarían al territorio perteneciente a las razas que conforman el Consejo Estelar y viendo el alto nivel de desarrollo y la cantidad de recursos que tenían en su poder decidirían comenzar su tarea de expansión progresiva para dominarlos y acabar con ellos. La estrategia inicial es dominar de manera consecutiva las colonias mas lejanas hasta ir consiguiendo varios planetas bajo su poder y organizar sus tropas para un ataque final. Su líder maneja la guerra con paciencia y mantiene el orden en sus tropas para alcanzar su objetivo, pero sus acciones pronto dejarán de pasar desapercibidas.

Las razas pertenecientes al consejo comienzan a detectar lecturas extrañas en los confines de la Galaxia. Algunas colonias alejadas han sufrido ataques al punto de ser eliminadas totalmente, pero sin dejar rastro alguno de los agresores. Se ven afectadas todas las especies del consejo, además de la desaparición al punto de la extinción de varias razas primitivas.

Con el pasar de los meses el Consejo Estelar, intrigado por las constantes desapariciones y ataques, designa a sus fuerzas de élite (que reúne a los mejores oficiales militares de cada especie para actuar en misiones de alta importancia y riesgo) para realizar las investigaciones y tomar las acciones necesarias contra lo que podría ser una amenaza contra todo el espacio del Consejo, además de tener que atender la tensa situación política y económica de las especies que lo componen.

Los Uddorts permanecen en alerta y siguen con su propio plan para la dominación absoluta.



Características



  • Son una raza desconocida. Los pocos que han tenido un encuentro con los Uddorts no han vividopara contarlo.
  • Toman la apariencia de los Rodian de Star Wars. Ref: ♦ - ♦ - ♦
  • Suelen ser de color verde, aunque existen variantes de color de piel. De aspecto reptiliano, tienen ojos saltones y hocicos alargados. Poseen antenas y en ciertos casos espinas.
  • Atacan en grupo, siguiendo las órdenes de su lider y son totalmente implacables.
  • Han hecho desaparecer muchas razas y colonias y se teme que causen mas estragos en el espacio de los razas del Consejo Estelar.
  • Son expertos en combate y habilidosos con las armas. Es más fácil derrotarlos individualmente. En grupo son un peligro mortal.
  • Su tecnología es bastante avanzada aunque incomprensible para las otras razas,
  • nadie sabe que ocurre con los residentes de las colonias atacadas. Si son asesinados o capturados, solo los Uddorts lo saben.





Sucesos Relevantes


-
-
-







avatar
Sobre mí
Mensajes : 25
Inscripción : 15/06/2016
Créditos : 44
Para más información
Ver perfil de usuario
Admin

Volver arriba Ir abajo

Re: Historia por Razas.

Mensaje por Contenido patrocinado

Sobre mí
Para más información
Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.